LA PLATA
Irina Bokova. Directora General de la UNESCO
PUBLICADO EL 13/02/17
Día mundial de la radio

Mensaje de la Directora General de la UNESCO con motivo del Día Mundial de la Radio

Vivimos una revolución en cuanto a la forma en que compartimos la información y accedemos a ella. Sin embargo, en medio de esos profundos cambios, la radio nunca ha sido más dinámica, interesante e importante.

Este es el mensaje de la UNESCO en el Día Mundial de la Radio.

Irina Bokova. Directora General de la UNESCO


En esta época de turbulencias, la radio constituye una plataforma sólida para unir a las comunidades. De camino al trabajo, en nuestros hogares, oficinas y campos, en momentos de paz, de conflicto y de emergencia, la radio sigue siendo una importante fuente de información y conocimiento, que trasciende las generaciones y las culturas, nos inspira con la riqueza de la diversidad humana y nos conecta con el mundo. La radio da voz a las mujeres y los hombres de todos los lugares. Escucha a sus oyentes y responde a sus necesidades. Es una fuerza al servicio de los derechos humanos y la dignidad y un poderoso factor que permite encontrar soluciones a los problemas que afrontan las sociedades.
Por eso la radio es importante para llevar adelante la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Fomentar las libertades fundamentales y promover el acceso público a la información son cuestiones esenciales para impulsar la buena gobernanza y el estado de derecho y para profundizar en la inclusión y el diálogo. Al hacer frente a nuevos retos, al responder al cambio climático, al luchar contra la discriminación, la radio proporciona un medio accesible en tiempo real para superar las divisiones y fortalecer el diálogo.
Para ello es necesario renovar el compromiso de todos con la radio. Los organismos de radiodifusión, los reguladores y las audiencias deben fomentar y aprovechar al máximo su potencial. Los clubes y foros de oyentes unen a las comunidades en torno a cuestiones de interés común con el poder de escucharse en las ondas y lograr que otros los escuchen. Gracias a las políticas destinadas a recabar el compromiso de la audiencia, los oyentes ocupan un lugar central en las emisiones. La alfabetización mediática e informacional nunca ha sido tan decisiva, a fin de generar confianza en la información y el conocimiento en un momento en que el concepto de “verdad” se pone en tela de juicio. De este modo la radio puede ser un modelo de soluciones innovadoras a problemas locales y seguir impulsando los derechos humanos, la igualdad de género, el diálogo y la paz.
En el Día Mundial de la Radio, la UNESCO hace un llamamiento a todas las personas para que apoyen el poder de la radio con objeto de alentar las conversaciones y la escucha que necesitamos para la cooperación a fin de abordar los desafíos a los que se enfrenta la humanidad.